Con renuncia de la Junta Directiva se rompió la gobernabilidad y la autonomía de EPM

renuncia EPM

12 de agosto de 2020

Desde SINPRO lamentamos la renuncia en masa de la Junta Directiva de Empresas Públicas de Medellín, con lo que se rompe desde la Alcaldía de Medellín y la gerencia de EPM, la gobernabilidad y la autonomía de la empresa.

No obstante que habíamos conminado a los ahora exmiembros de la Junta Directiva a que no renunciaran a ella para evitar que se afectara el equilibrio dentro del gobierno corporativo de la empresa, los argumentos expuestos en su carta de renuncia no les dejaron otra alternativa y de paso se ratifican las grandes preocupaciones que hoy existen frente al rumbo de EPM.

Esta renuncia hace aún más evidente el proceder y las actuaciones del alcalde de Medellín y del gerente general de EPM, que han tomado decisiones trascendentales e inconsultas sobre el objeto social de la empresa, sobre la estructura administrativa y frente al proyecto Hidroituango, desconociendo a la Junta Directiva, al Concejo de Medellín, al talento humano de la empresa y a la comunidad.

Estas situaciones han ido dejando secuelas con profundas grietas en la gobernabilidad de EPM, hasta romperla, lo que a su vez ha ocasionado malestar en gran parte de los trabajadores, en exfuncionarios de EPM y en sectores de la academia, las organizaciones sociales y el propio Concejo de Medellín, que se han manifestado sobre el momento más crítico que vive la empresa en sus 65 años de historia.

No obstante que EPM sostiene todo su andamiaje en un talento humano sólido que soporta desde todos sus rigores la estructura de la empresa, independiente de cuál sea la administración de turno, invitamos al gerente general, Álvaro Guillermo Rendón López, para que en un gesto de grandeza con la empresa, con la ciudad y con el país, dé un paso al costado.

Asimismo, le pedimos al alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, que cumpla con su palabra de nombrar en la gerencia de EPM a una persona idónea para el cargo, transparente y con todo el conocimiento que se requiere para regir los destinos de la empresa más importante de Antioquia y la segunda más grande de Colombia.

Ahora más que nunca se necesita unidad y participación de todos los actores posibles para defender a nuestras Empresas Públicas de Medellín como ente autónomo: organizaciones sociales, gremios, academia, sindicatos, medios de comunicación, funcionarios y exfuncionarios de la empresa, así como las corporaciones públicas.

Las actuaciones del alcalde de Medellín deben enmarcarse exclusivamente a través de la Junta Directiva y no de intereses ajenos a los de su dueño, los habitantes de la ciudad.

Esta tarde, a las 4:00 p.m. en el foro organizado por SINPRO en relación con la propuesta de modificación del objeto social de EPM, ampliaremos nuestra posición frente a la situación que vive la empresa.

SINPRO